Gestación

Fijamente miro mi cuerpo
palpito mi rostro desnudo
salpicado de noche.
cubierto de melodía blanca
ángel ligero.
El sonido temporal de tu llamada
corre despacio
interrumpiendo la puerta mágica
de mi pacífico éxtasis
Tus alas invaden la caverna,
la montaña inaccesible.
En la cueva de la madre,
en ese tiempo ya eres
parte de mí y yo en ti.
Acaricio mi vientre para
acariciarte a ti,
mimo mi sueño para
acunarte a ti.
Simbiosis tu y yo
mi adorado ser nuevo.

Estándar

Solo sé

Solo sé
que aquellos paseos
nos han hecho pasajeros,
y nuestras manos
sienten,
el dudoso pulso
del invierno.

Hemos regresado de la calle vieja
pasando silenciosa
demasiado irregular,
con una soledad
colgada sobre el hombro.
Fue hermoso percibir
el aire indiferente
y acudir a la cita
con la lluvia,
besar el paseo exacto
y detenerse allí
donde existía el jardín y la vida y el coraje.

Solo sé
que en aquellos paseos,
las horas huían
a las plazas abiertas,
con cauces de piel enamorada.

Estándar