Retazos I

Nací un 30 de Diciembre del año 57
y tuve como compañera a mi hermana Nana,
creo que por eso me gustan tanto las personas.

Soy Lola Caballero, mi lugar de nacimiento es un pueblo del Valle de los Pedroches, El Viso. Entre sus calles, sus encinas centenarias, los patios y huertos, las casas de muros de piedra, los juegos, las primeras soledades, y los primeros amores,las tortillas de patatas que mi madre guardaba en él cajón de la gran mesa de madera, para que estuvieran calentitas, cuando las hermanas volvíamos de estar con las pandillas. las voces de los vecinos en las noches de verano, no se cerraba la calle hasta que Manolo Chape lo ultimaba, el tenía la llave, y la puerta sigue abierta hasta su regreso. Los viajes en el coche amarillo del tío Miguel camino de la Tocona y los baños en la alberca de agua helada- Los rezos del rosario en las tardes de verano. Las tinajas y los pavos en la Veleta y tantas vivencias más que fueron creando en no sé qué lugar de mi cerebro una necesidad de escribir sentimientos, miedos, deseos. Leer mis primeros libros: Walt Witman. León Felipe, Herman Hesse, García Lorca…; Busqué un espacio pequeño en una habitación pequeña con una mesa pequeña y allí mi mundo se ampliaba. Mis hermanas May y Toñi eran cómplices de aquellos primeros poemas. Se perdieron en los laberintos del tiempo pero no su rastro, que me lleva de silencios en silencios al regreso de las palabras escritas en papeles sueltos. Querer recuperar lo que parecía olvidado, como la niñez que vivimos y aún permanece en algún lugar y me devuelve lo que soy y creía perdido. Me reconozco en este camino de regreso a casa.
Hoy soy una mujer con mis primeras canas. Un cuerpo que nunca más creará hijos.Con unos dedos de artrosis. Unas neuronas que aún juegan en hacer sinapsis. En mí hay truenos y relámpagos y más tarde lluvia fina y olor a pueblo. Como la tarde de mi nacimiento, un invierno en el Valle de las Piedras.

Anuncios
Estándar

Inconsciencia

Cuéntame por donde penetraste en mi caverna.
Es tarde para mí y todo es de noche.
Como en la madrugada
sin un calor en que arrojarme
dueño fuiste
en mi pasión inadvertida
de dolor, vacío
y colmaste besos
y espacios negros
y después mas al fondo
un sabor dulce de calma.

Estándar

Apenas nada

Grandiosamente percibo mi ser
mi imperceptible ser
mi pequeño y diminuto ser
que casi no es
cuando en la lejanía escribo para ti y por ti.
Y también para el aire y la encina
y este corazón apenas nada.

Estándar