EVOCO

Quiero llenar esta habitación mía de aquellos días,
rememorarlos una vez más para percibir
que no fue un sueño.
Aquellos años atrás…
Felicidad por intuir que Marisa no es un sueño,
ni Carmen, Bertha, Celia… ni aquella
profesora de literatura, ni Fidel, profesor de
griego y filosofía.
Que aquellas “escapadas” por la ventana oculta
¡no fue un sueño!
y los cabreos con la directora,
y la ilusión por ver al chico que te gusta,
y los “atracos” al comedor con sus “regalos” de
chocolate, leche condensada, vino, galletas,
y los días de la piscina con los chicos,
¡no son un sueño!.
La amiga Mendoza, disfrazada de cura,
drácula, político, del visitante nocturno- boyero
delante de nuestras ventana
y aquellos días en la enfermería de “cuarentena”
sin males y con risas.
de la compañía de mi hermana
May y su ayuda
dándome clases de latín, matemáticas…
De mis paseos con Paco Gago, Lucia, Carlos
y con el tímido y maravillosa Vadal
en aquellas tardes de primavera del parque verde e
inmenso
¡no son un sueño!.
De nuestros disfraces el día del maestro:
charlestón, cantantes cubanos…folklóricas…
y esos cigarros fumados en los servicios
a escondidas y compartidos,
o las escapadas en las clases de religión
¡no fue un sueño!.
Cuando “ayudábamos” al cura en la misa con
las “meriendas” de vino dulce, hostias…
Las noches en la “zona” y los porrones de
Zurracapote,
y las clases de música escuchando a
Moustáki, Vivaldi…De cuando vi por primera
vez el mar en mi primer viaje fin de curso,
deslumbrada, maravillada.
Y las partidas de ajedrez en “Bohemios”
¡no es un sueño!.
Y como me aprendía de memoria
las cartas de mi primer amor y la esperanza.
De las noches de los viernes en el cine “fórum”
¡no es un sueño!.
De cuando los chicos piropeaban a Maite
“la divina” y su alegría
Y aquellas palabras…
veloz como el payaso de la mitología
¡no es un sueño!.

Y tanto, tanto más…

Gracias Memoria
por tener la certeza
que una parte de mi historia
¡no es un sueño¡.

Anuncios
Estándar

5 thoughts on “EVOCO

  1. Este escrito lo hice cuando tomé conciencia que ya no volvería a mi colegio, tenía 17 años y había estado 5 años allÍ. Recuerdo que por momentos sentí que se pueden borrar los recuerdos y no quería que me pasara. Así que cogí un papel y bolígrafo y escribí “Evoco”. Fué todo rápido e imprevisto. Me fuí sin despedirme..
    Al cabo de los 30 años aprox, con las nuevas tecnologías hemos vuelto a vernos muchos amig@s del colegio. Precioso encuentro…Por todos aquellos años en el colegio de Zaragora mi abrazo atemporal.

  2. May dice:

    Hermana Lola cuánto me ha gustado leer el poema, porque gracias a él he podido revivir momentos y vivencias compartidas contigo. Qué dulzor de boca me dejas tan agradable.

  3. Luis Miguel dice:

    Que bonito tita!! Me ha gustado mucho!
    Que alegría da el saber que habéis vivido tantas y tantas cosas y que seguís manteniendo esa misma alegría de cuando erais aún más jóvenes!!
    Un beso muy fuerte!!

    • Luis Miguel me alegra mucho tu comentario.
      Aquí seguimos queriendo mantener siempre la ilusión por la vida, a pesar de los sinsabores que a veces nos aguarda.
      Gracias por leer mis escritos y compartir vivencias. Un abrazo desde Córdoba .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s