Apareces en las tardes de luz

Apareces en las tardes de luz,
filtrándote en mi alma de sombras,
rebosando cada atardecer
peces melancólicos,
y surges cada día y cada segundo
como un dragón extraño
de mil formas,
abrazando mi vida como un océano
sin fondo.
Y te muestras en ni camino
sin llamarte
y sin saberlo
como una distancia cercana
y como un paraíso de besos.
Y… después ¡casi sin tocarte!,
te desvaneces como nube de polvo dorado
te alejas como viento de otoño,
y me abrazas y me miras diciéndome
adiós.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s